Como desconectar del trabajo lo suficiente en vacaciones para descansar

Nos pasamos el año pensando en nuestras vacaciones y, cuando por fin llegan, a menudo no somos capaces de descansar bien para retomar fuerzas. En el caso de los emprendedores, no podemos evitar una cierta sensación de angustia, de que si apagamos el móvil la empresa que tanto nos ha costado levantar se vendrá abajo como un castillo de naipes. Lejos de lo que pudiera parecer, este estrés no es símbolo de compromiso con la empresa, ni una admirable dedicación hacia el trabajo. Es el síndrome de Estocolmo del empresario.

Las vacaciones están para descansar, para dedicar tiempo a tu ocio, a tus seres queridos y a tu desarrollo personal. Tener la cabeza en la oficina sólo servirá para frustrarte por partida doble: Por un lado por no poder ocuparte del trabajo, y por otro por no estar descansando en tus merecidos días de asueto. ¿Cómo conseguir liberarse de ese sentimiento de culpa sin sentido?

Planifica tus vacaciones con tiempo. Si sabes cuándo serán tus días libres con suficiente antelación, te será más sencillo dejar todo el trabajo posible cerrado. Esto, por una parte, te dará la tranquilidad del “deber cumplido” al mismo tiempo que te evitará muchos mails. Asegúrate de que todos tus contactos saben con tiempo cuándo son tus vacaciones, para asegurarte de que no te llamen, o de que si lo hacen sea por cosas verdaderamente urgentes.

Delega. Una empresa no puede recaer sobre una sola persona. Tienes un equipo, así que apóyate en él. Delega las tareas que normalmente realizas tú en alguien de tu confianza, y vete con la tranquilidad de que todo quedará en buenas manos. Eso sí, no te pases el verano pensando en si el “jefe en funciones” lo sabrá hacer bien o reducirá tu negocio a cenizas. Delegar de manera responsable implica confiar en tus subordinados.

El móvil, en el cajón. La maldición de los smartphones es la misma que su mayor virtud: Estás permanentemente conectado. Un dispositivo en el que tengas enlazado el mail del trabajo es tu peor enemigo durante las vacaciones. Quita la conexión a Internet del teléfono siempre que te sea posible, desliga tu correo profesional de tu Smartphone personal, pidiendo incluso a los otros miembros de tu empresa que cambien la contraseña sin decírtela, si verdaderamente eres un adicto al trabajo. Piensa que quien manda un email no tiene prisa. Y, si la tiene, llamará. Para evitar llamadas de trabajo en momentos inoportunos, deja el teléfono en el hotel, si te vas de tu ciudad, o en el cajón de los calcetines si te quedas en casa. Otra opción puede ser utilizar durante el verano un teléfono diferente que sea sólo de uso personal. Ten en cuenta, en cualquier caso, que casi todas las empresas se toman las vacaciones en la misma época, por lo que es realmente difícil que surja algo de vital importancia.

Una hora de trabajo al día. No podemos negar la realidad de que una pyme a menudo necesita de tanto cuidado como una planta delicada. Si realmente crees que debes dedicar cierto tiempo de las vacaciones al trabajo, limítalo a una hora al día, en un momento en que no tengas ninguna actividad prevista. Procura que sea siempre en el mismo momento de la jornada, y no hagas “horas extra” ni te quedes pendiente de lo que has hecho el resto del día. Aprende a cambiar tu mente de foco.

¡No al aburrimiento! Un refrán popular dice que la mente ociosa es el patio en el que juega el diablo. Si te pasas una semana sentado en el sofá viendo pasar documentales ante tus ojos terminarás por echar de menos la oficina como si fuese un ser querido.

Aprovecha las vacaciones para hacer pequeños proyectos que siempre te hayan interesado. Haz deporte, exprésate de forma creativa, viaja, queda con amigos que haga mucho tiempo que no veas… ¡Disfruta! ¡¡Estás por fin de vacaciones!!

Si todo lo demás falla, y ves que verdaderamente tienes un problema para desconectar y dedicar a tu ocio el tiempo que se merece, busca herramientas que te ayuden a organizar mejor tu tiempo, por ejemplo con el método GTD.

Y con este artículo me despido hasta septiembre :) ¡Felices vacaciones!

¿Cómo diferenciar tu empresa?

Desde el comienzo de la crisis, el número de emprendedores se ha disparado. Pero, ¿cómo puede una empresa ser única entre todas las que surgen casi cada día? Hay diferentes cosas que pueden convertir tu iniciativa en el foco de todas las miradas, sólo es cuestión de diferenciarte.

Originalidad en producto y presentación: Lo ideal en toda empresa es que el producto que ofrezcas sea innovador y original. Te permitirá distinguirte, hacerte único, y será más fácil recordar tu empresa que si eres uno más en un sector muy grande.
Sin embargo, no todo el mundo es capaz de crear productos, y no todos los mercados tienen la posibilidad de lanzar cosas nuevas, por lo que a falta de innovación en el qué, lo ideal es innovar en el cómo. No seas otra empresa de edición de libros, sé la mejor de todas, ofrece algo en tu discurso que nadie más tenga, crea ideas y vende sueños. Coca-cola ha conseguido que su marca esté más relacionada con la felicidad que con los refrescos gaseosos.

Contactos: Lograr que se te vea como “la persona a la que llamar” siempre beneficiará a tu empresa. Si eres quien conoce a más gente influyente en tu mercado, o quien tiene la agenda más abultada, ése que fue al colegio con el presidente de la multinacional más importante del sector, lograrás una posición propia. Invertir en networking es crucial para cualquier empresario, pero un emprendedor puede lograr diferenciarse gracias a ello.

Hazte imprescindible: ¿Recuerdas al Señor Lobo, de Pulp Fiction, rra el hombre al que había que llamar para solucionar problemas, y quienes le necesitaban lo sabían. Sin necesidad de que te conozcan por limpiar escenas del crimen, es interesante que te hagas imprescindible en aquello que mejor se te dé. O bien que conviertas a tu empresa en imprescindible, no ya por su producto sino por sus características. Es muy fácil que nos acostumbremos a tener un referente sin el que no nos imaginamos nuestro trabajo, el truco es saber colocarse en ese lugar.

Marca personal: En las grandes corporaciones, los individuos son hormiguitas indistinguibles, pero en las pequeñas empresas, cada individuo cuenta. Es por eso que invertir en personal branding puede hacer crecer a tu empresa en credibilidad y solidez. Si los fundadores y los miembros que mayor contacto tienen con el público invierten en una marca personal sólida, transmitirán mucha más confianza.
Desarrollar un buen personal branding requiere tiempo, y utilizar las herramientas adecuadas: Un buen uso de las redes sociales personales y profesionales, buena presencia, personas profesionales que se sepan vender sin miedo… Y, por supuesto, transmitir la sensación de que sois un equipo trabajando en el mismo proyecto. A nivel personal es de lo que más me ha ayudado y por esto uno de los primeros planes de Samastah es “Crea tu Marca Personal y destaca como profesional

Responsabilidad Social Corporativa: Hablábamos antes de Coca-cola como ejemplo de originalidad en la presentación de sus productos, y vamos a volver a traerla a colación. Esta multinacional ha sido ampliamente criticada ya no sólo por el dudoso valor nutricional de sus productos, sino por haberse visto envuelta en escándalos medioambientales y de maltrato a sus trabajadores. La respuesta de la marca ha sido siempre apostar por aquellas causas en las que era más criticada.
Salvando las distancias, es un caso de responsabilidad social corporativa. Mejoro mi imagen como marca dedicando tiempo, esfuerzo y dinero en mejorar el mundo que me rodea. Evidentemente, una startup no tiene los fondos de Coca-cola para auspiciar proyectos solidarios (ni, ya puestos, para causar daños irreparables) pero hacer ver que tu empresa tiene conciencia, se preocupa por causas justas, y ve más allá de los beneficios puede hacerte diferente, aportarte buena fama… y clientes.

Ni estos elementos por sí mismos, ni la combinación de todos ellos, te garantizan que tu empresa se convierta en la revolución de tu sector. Las fórmulas mágicas no existen. Pero un uso sabio de estas herramientas puede hacerte crecer y, ante todo, sobresalir entre la maraña de emprendedores que intentan buscar su lugar. Es momento de ponerse a trabajar y perseverar.

Primeros planes de mejora personal

Como ya comenté estamos empezando una nueva etapa de Samastah, como podréis comprobar en http://www.samastah.com/ hemos lanzado unos planes online de mejora personal. A través de planes personalizados de 21 días, diseñados  por expertos, adquirirás hábitos saludables. La idea no es tanto un curso, sino un plan que te ayude a integrar en tu vida dichos hábitos, para evitar “el efecto cerilla” que tienen la mayoría de las formaciones. Estos son los primeros planes:

Están de promoción hasta el 21 de julio. Como la idea es tener unos 30 de aquí a fin de año, creamos también una herramienta que te ayudará a seleccionar cual te puede venir mejor, ahora al ser pocos si alguien quiere saber algo más, que me contacte y estaré encantado de orientarle. Así mismo si alguien está interesando en algún tema concreto, por favor decírmelo que ahora necesitamos muchas ideas.