2 Libros de emprendedores para este verano

Acabo de terminar de leer dos libros escritos por emprendedores para emprendedores. Aunque son muy diferentes, ambos son muy recomendables:

El primero es , editado por Alienta. En él, Gustavo García Brusilovsky nos relata su vida como emprendedor y la venta Amazon de BuyVip.com. Os recomiendo leer la entrevista que le hice tras dicha venta.

«Soy lo que se conoce como un emprendedor tardío. A medida que he ido hablando con muchos de ellos a lo largo de la vida me he ido encontrando con que hay emprendedores natos, a los que desde pequeños ya se les ve el espíritu. Yo soy uno tardío que pretende hacer una carrera muy larga en multinacionales. No tenía pensado convertirme en emprendedor hasta que un día empecé a sufrir una transformación que me provocaba incomodidad dentro del entorno de la gran multinacional. Y decidí ‘cambiar’. Para comprender las claves de la creación de un negocio internacional en internet que escale a más de 100 millones de euros en pocos años hasta el punto de atraer la atención de Amazon, se debe examinar no sólo el final, sino todo el proceso. Esto ayudará a otros emprendedores a evitar los errores que yo

cometí, o por lo menos a ser conscientes del impacto de ciertas decisiones y a valorar los aciertos que mejor nos funcionaron. No quería contarlo como un manual. Quería explicarlo como una crónica de experiencias, ya

que una de las principales razones para emprender es vivir

unaaventura (empresarial). Así la viví y así quiero compartirla para animar a otros aventureros…»

Es segundo lo original que tiene es que es una novela gráfica, o sea, un cómic empresarial que facilita que se lea cómodamente en menos de dos horas. Se trata de Éxito para perdedores de David Cantolla.

La vida de David  ha sido una pura montaña rusa. Envuelto en la burbuja financiera creada en torno a internet a principios de 2000 –forma parte de la gestación de Teknoland, uno de los proyectos pioneros de internet en España y referente internacional–, pasó de la riqueza a la ruina en menos tiempo del que se tarda en contarlo. Sin embargo, su incansable carácter de emprendedor y sus ganas de dejar algo duradero tras de sí le llevan a convertirse en uno de los creadores de Pocoyó, serie de animación infantil que se convierte en un gran éxito comercial y que se ha vendido en los cinco continentes. Hoy, algunos años después, sigue fundando compañías y sus videojuegos (Basketdudes…) y series (Jelly Jamm) se ven en más de 120 países. También es socio de Bubok.