Dar el salto

No es fácil ser emprendedor en España, principalmente por la cultura de falsas seguridades en las que nos hemos criado. Donde si te compras un coche de 4 millones de pelas nadie te critica, pero si inviertes eso mismo en un negocio propio te ven como un poco. Ya comenté que uno de los principales objetivos de la gente en España es ser funcionario, y sino tener “un buen trabajo” por cuenta ajena, por tanto el dar el salto a ser trabajador por cuenta propia y empresario es algo complejo.

 Tampoco es algo que puedas comentar con mucha gente de tu círculo cercano, ni será bien interpretado por muchos. Yo tuve la suerte de conocer un empresario catalán que hace unos años me ofreció colaborar con él para un tema. Me explicó lo relativamente sencillo que era constituir una empresa, que era mejor tener financiación propia que buscar ayudas públicas, la importancia de un equipo y sobre todo no tener miedo a lanzarme, que era igual de arriesgado prácticamente montar tu empresa que trabajar para una multinacional. Curiosamente al final no hicimos nada juntos, pero me ayudó a montar mi primera empresa y desde entonces soy realmente feliz y es mi deseo ayudar a muchos a que también den ese salto, si tienen un buen modelo de negocio, por eso me apunté a organizar Iniciador y apoyaré todas las iniciativas que ayuden a emprender.

31 Comments

    Esto de las inseguridades me recuerda a una metáfora que se me ocurrió hace unos días y que traté de reflejar en mi blog. Trataba de comparar la vida de un pececillo en una pecera con la de un salmón salvaje remontando un río. Me preguntaba cual prefería ser y sin dudarlo escogí el salmón (a pesar de depredadores, esfuerzo, agua gélida, etc.) y no el pececillo (con su temperatura controlada, agua limpia, comida diaria, etc.). Realmente pienso que el emprendedor es un salmón y, siguiendo el tema de tu post, el funcionario es el pez en la pecera. Lo curioso (ups, siento enrollarme) es que preguntando por ahí, he comprobado no sin cierta sorpresa que muchos de mis conocidos y amigos prefieren el pececillo. Soy raro? Creo que no. Lo de emprender es una faceta más tras una actitud en la vida. Me alegra comprobar que no somos tan pocos!

    Un salmón.

    Siempre desde he llegado en España me ha sorprendido mucho el actitud de mucha gente, que se quejan mucho pero no hacen nada para cambiar su situación.

    Mu gusto la metáfora del pececillo y el salmón, que deja muy claro la problema de convertirte en un emprendedor: el salto de la pecera hacia el río es muy grande y parece difícil.

    Aun soy empleado en una empresa, pera cada vez mas quiero tener mi libertad, y creo que no falta mucho para que llegue el momento de mi salto.

    me gusta la metáfora, pero hay algo que no refleja bien, en este caso trabajar por cuenta ajena no es tan bueno como la vida del pececillo. He visto compañías con recortes de personal de un día a otro, quiebras por una mala gestión de los empresarios a pesar de la buena labor de su personal…

    Desde luego lo que más me gusta es la parte del salmón y me alegra conocer cada vez a más.

    yo monte mi primera emprea..y me pegue el batacazo…lejos decreerme lo que medecian los “amigos” de buscar la comodidad de unamultinacional segura ( no..no era ENRON…no woldcom) cogi esa experiecia y segui intentandolo.

    aqui se ve al que fracasa com oa un perdedor mientras que en los paises anglosajones se le anima a vovler a intentarlo…es ese chip cultural el que hace mas daño.

    aqui preferimos reirnos cuando otro fracasa…y pedir, protestar o acusar cuando triunfa

    o es que la gente cree que había muchas diferencia entre onasis y el pocero..por ejemplo

    En otro paises un fracaso es algo valorado muy positivamente en tu curriculum. Para crecer es necesario tener algún fracaso, aunque sea jodido

    La comunidad emprendedora tiene que empezar a creérselo, a adquirir glamour… Conozco muchos funcionarios que odian su trabajo, pero muy pocos emprendedores a los que les pase lo mismo.

    Como bien decís, es una cuestión de cambio de valores. En España los valores favorecen la búsqueda de la calidad de vida, y eso nos está ayudando a atraer algún talento emprendedor extranjero (como Anil de Mello, Mobuzz TV, por ejemplo). Y en comunidades como Iniciador se ve un ambiente muy sano de gente emprendedora que se apoyan unos a otros.

    Sin embargo, el resto de la sociedad aún está de espaldas a eso, no se cree en los proyectos, el concepto “invertir” aún no ha entrado en la mente colectiva; y, como bien decís, se hace escarnio del que fracasa y se envidia y critica al que triunfa.

    Como todo eso son dificultades que pertenecen al ámbito de lo “irracional”, tenemos que combatir esas actitudes con demostraciones racionales, apertura de información con blogs como éste… pero también con glamour. Haciendo que lo que los emprendedores hacemos sea una cosa atractiva para el resto de la sociedad. Hablaré de esto más detenidamente en mi blog… pero es algo fundamental para nuestra sociedad.

    Los emprendedores no sólo generan empleo y riqueza para su sociedad, incluso pueden lograr hasta que cambie la percepción de un país en el extranjero (AMANCIO ORTEGA, MONUMENTO NACIONAL!! Echad un ojo:)

    http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Espana/marca/local/triunfa/cdscdi/20070515cdscdiemp_21/Tes/

    FORZA EMPRENDEDORES! 😉

    Por cierto, Andrés, me gusta tu metáfora del salmón! Deberíamos hacer “camisetas” con el salmón, jaja, tatuar el símbolo a escondidas en sitios, jaja, como una logia masónica o como los cristianos en sus inicios. El símbolo ayuda al glamour, jeje…

    Yo soy de los que aplaudo cualquier iniciativa empresarial (legal, por supuesto) tenga o no tenga exito, y me parece una necesidad vital el que la administracion ponga el mayor de los esfuerzos en facilitiar las cosas para el pequeño empresario/emprendedor. nuestra burocracia es asfixiante, de ahi el grandisimo merito que tienen aquellos que lo intentan.

    César me gusta la idea, haremos un concurso en Iniciador para un tatuaje, tipo “Yo soy Iniciador, ¿y tú?” 🙂

    uberum, efectivamente la burocracia es de la peores cosas que tenemos

    Angel María, me alegro de que guste la metáfora. Por supuesto no está desarrollada y evidentemente la complejidad de una relación laboral por cuenta ajena nunca podrá ser del todo comparable a la vida en una pecera… pero lo que echas en falta en la metáfora en realidad SÍ está. Hay una cosa que no se dice pero se sobreentiende: EL PEZ DEPENDE DE LA MANO QUE LE DA DE COMER Y DE QUE NO SE OLVIDEN DE ÉL POR CAMBIARLO POR UN HAMSTER. Está claro que en este sentido de nuevo se parece al trabajador por cuenta ajena (siempre que se acomode claro).

    Por último me gustaría remarcar una cosa: que alguno escojamos al salmón no quiere decir que ser un pececillo sea la opción errónea. Entiendo que cada uno escoje, sólo que a algunos no termina de llenarnos eso de ser funcionarios o empleados.

    p.d. Jeroen Sangers, suerte con tu salto!

    Gracias César! A ver si me curro un logo y lo pongo en el blog. Lástima que no tenga muchas visitas (de momento jeje, a ver si un día el mío se parece un poco a este…)

    Incido en el comentario anterior, tampoco creo que haya que idealizar en exceso el emprendimiento. Al fin y al cabo siempre será cosa de una minoría (empresarialmente hablando) y la gente debe conocer que los riesgos existen y puede ser dura la caida, pero como dice Pablo más arriba, si caes, ¡¡arriba de nuevo!!.

    De hecho, creo que emprender está muy relacionado con el optimismo ¿no os parece?

    Andrés, lo de la mano que le da de comer es muy bueno

    Creo que lo del concurso del logo lo vamos a acabar haciendo… 🙂

    angel, las camisetas iniciador y todo el merchandising que necesiteis, a buen precio en http://www.grupob.es/bthinss.html
    😉

    jejeje, a eso le llamo yo proactividad!

    Creo que dentro de unos meses, cuando echemos la vista atrás se podrán ver la de proyectos interesantes que están surgiendo gracias al Iniciador.
    Desde mi punto de vista es de los eventos más frescos que he visto ultimamente. Un lugar donde hay mucha gente sin corbata y cualquiera se puede acercar a aprender (o enseñar ) algo. Muy bueno si señor.

    mañana saco en mi blog un articul oescaneado de Rosa Montero que creo que se ajusto perfectamente a esto.

    gracias Miguel, lo que hace rico a Iniciador es la buena gente que está llendo

    MiguelGaton, estoy de acuerdo contigo en lo de que Iniciador es de lo más fresco que hay ahora mismo, tanto por el contenido como por la gente que acude y los propios organizadores, pero discrepo en algo, ya que aunque hay muchos sin corbata, algunos otros si la llevamos y eso no quiere decir nada, al fin y al cabo es un mono de trabajo como el que lleva el mecánico en el taller, y somos igual de emprendedores que el resto, de hecho conozco muchos amigos “sin corbata” que son muy conformistas y prefieren vivir en la pecera, eso si, sin corbata jejeje.
    Yo sin embargo siempre he sido salmón, aunque en los últimos años lleve corbata, pero el habito no hace al monje

    […] el blog de Ángel María, he llegado al recurrente post sobre el rechazo a emprender que existe en la cultura del españolito […]

    iniciador, el evento más chulo de entre los chulos 😉

    incluso ahora mismo si mirais atrás se ha crecido, menudo barcamp estamos montando 😉

    […] otro día escribí una breve reseña sobre como di el salto a ser emprendedor. Se pusieron varios comentarios muy interesantes (siempre he dicho que lo mejor de este blogs son […]

    […] Romero (escríbeme), por su metáfora del Salmón. Me encanta que la gente se anime más a comentar, que es lo que realmente da valor a este […]

    […] ejemplo, escribo un simple post con mi experiencia sobre como dar el salto y surgen un montón de comentarios interesantes, y al poco escribo otro intencionado para continuar […]

    […] Creo que no deberíamos dedicar más tiempo a seguir clasificándonos como deprimidos, psicóticos, desmotivados, no emprendedores, hiperactivos o tontos. Con esas etiquetas no explicaremos ni cambiaremos nada, al contrario, las personas calificadas tenderán a comportarse siguiendo la valoración que hacemos de ellas, la famosa profecía que se cumple a sí misma o el efecto pigmalión. Al niño torpe lo pondremos al final de la clase para que cumpla con su destino en vez de adecuar el contexto y enriquecer la educación para facilitar su aprendizaje; a la persona desmotivada laboralmente le daremos unas ayuditas para que se haga subsidiodependiente, en vez de apoyarle para generar habilidades, valores e intereses profesionales nuevos; para los jóvenes que “sufren” de falta de emprendimiento, sigamos creando empleos públicos, en vez de incluir el emprendizaje en la educación, aumentar el valor social de la creación de empresas, reducir la burocracia y apoyar para dar el salto. […]

    […] empezar a ser una de las mayores comunidades literarias de habla hispana. En ese momento decidí dar el salto al mundo empresarial. Soy socio de las siguientes […]

    […] Al niño torpe lo pondremos al final de la clase para que cumpla con su destino en vez de adecuar el contexto y enriquecer la educación para facilitar su aprendizaje; a la persona desmotivada laboralmente le daremos unas ayuditas para que se haga subsidiodependiente, en vez de apoyarle para generar habilidades, valores e intereses profesionales nuevos; para los jóvenes que “sufren” de falta de emprendimiento, sigamos creando empleos públicos, en vez de incluir el emprendizaje en la educación, aumentar el valor social de la creación de empresas, reducir la burocracia y apoyar para dar el salto. […]

    […] para conseguir capital en este país. En seguida vio que emprender requería dedidación total, y dio el salto, dejó su anterior trabajo con un buen puesto, salario y comodidad, para empezar su propio sueño […]

    […] poco me animé a compartir vía comentario en el Blog de Ángel María la metáfora del Salmón. Resultado: ahora compruebo leyendo el Blog de Ángel María (como de […]

    Felicidades por el blog, me parece muy acertado. Quiero comentar que ser emprendedor es uno de los retos mas importantes de la vida, para poder ser exitoso en ese proceso es necesario creer en tu proyecto, prepararte para hacerlo éxito, mediante estudio de tu producto o servicio, del mercado al que lo vas a enfocar, los procesos, la calidad, entre otras cosas mas. Soy emprendedor, no ha sido un camino fácil, pero considero que es una de las satisfacciones mas grandes que me ha dado la vida.

    Me parece muy acertado lo que comenta Angel Maria, creo que es muy cierto que cuando una persona invierte en bonito y lujoso carro hablan bien de ti, pero si inviertes en un negocio que vas a iniciar, tienes criticas y oposiciones a esa decisión, uno debe de tener una firme decisión de llevar a cabo su proyecto, pero antes de emprender es necesario analizar, analizar muy bien el proyecto, las corazonadas muy frecuente fallan, las decisiones con datos son mas certeras. Gracias por esta información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.