showcase demo picture

Hoy cumplo 1 año

Tal día como hoy, a esta hora, hace justo un año, tuve un accidente de moto. Iba a realizar unas gestiones, circulando por el carril de motos cuando un taxista, que irónicamente debería haber circulado por el mismo carril, giró sin verme y provocó mi caida. Recuerdo perfectamente las dos palabras que

pasaron por mi cabeza cuando impacté contra el suelo.

Ya está.

Unos segundos más tarde me encontraba parado en el suelo, inmóvil, con la fortuna de que ningún otro coche vino por detrás. En seguida empezó a llegar gente, la policía, el SAMUR… La típica situación que uno se para a contemplar, pero esta vez yo era el protagonista. Uno de los momentos más duros fue pedir que sacaran mi móvil del bolsillo, para que avisaran a mis padres, que era con los que había quedado y estaban a escasos 500 metros. Siendo padre me puedo imaginar lo que es que un desconocido te llame para decirte “su hijo ha tenido un accidente de moto, está bien pero no puede ponerse”. Lo que sucedió a partir de ese momento es un calvario que daría para publicar un libro, pero éste no es el motivo del post, así que baste decir que fueron las peores navidades de mi vida y 210 días de baja.

Pero lo que hoy quería hacer es en primer lugar dar gracias a Dios por seguir aquí. Y principalmente reflexionar sobre la fragilidad de la vida, nos empeñamos en obsesionarnos con el futuro sin darnos cuenta que todo se puede perder en un segundo. Por eso creo que es tan importante dedicar la vida a cosas que merezcan la pena, si tu trabajo, tu pareja o tu contexto no te hacen felices, cámbialos lo antes posible. Esto, que lo hemos escuchado muchas veces, es difícil de interiorizar si eres joven y no has tenido una experiencia como esta. Sólo se valora la vida cuando se está punto de perderla, por eso los mayores se apegan tanto a ella.

En situaciones como esta también se ven los amigos de verdad, en mi caso los de toda la vida, como Tito. También se afianzan nuevas amistades, como sucedió con Félix Lozano, Alejandro Suárez y muchos otros, y se descartan otras. Acabar agradeciendo a mi familia, que al final son los que lo viven más de cerca, todo tu apoyo este tiempo.

Posted in: General Tagged: ,
Return to Previous Page