Gracias por cederles el sitio

Esta mañana de sábado tocaba hacer compras. Hemos ido al Carrefour de al lado de casa y me he emocionado al descubrir un caja con prioridad para embarazadas y minusválidos, pero media hora de espera me ha devuelto a la realidad de este país. Nadie ha cedido el sitio a mi mujer, que ya está de 6 meses y ha tenido que esperar toda la cola de pie. No sólo eso, sino que como la gente tiene que pasar de un lado a otro con lo carritos y no piden permiso la han empujado, supondréis el cabreo que traigo. Invito a cualquiera a ponerse un par de sandías en la tripa y probar la experiencia.


embarazadas
Muchas veces compramos por internet, para evitar este tipo de cosas, y no me extraña que Sergio esté pensando en montar un nuevo sistema de compra online basada en mercados tradicionales, porque realmente ir en persona es una pérdida de tiempo y ganas de cabrearse.