¡Gracias!

Montar un proyecto no es tarea sencilla, y aunque a veces uno sea la cara visible lo cierto es que es el resultado del trabajo de muchas personas que a veces no se ven. Con un unik® es seguramente donde más lo estoy notando ya que es un sector donde no tengo experiencia y aún tenemos pocos recursos, así que me parece oportuno empezar a mencionar a todas las personas que están ayudando a hacerlo realidad.

Este va a ser un post vivo, es decir que lo seguiré actualizando constantemente, para ir agradeciendo todas las personas y entidades que hacen posible unik®. Así que, gracias a:

  • Aquellos que me ayudaron a darme cuenta de que lo mío es emprender.
  • Adolfo, por crear la FWL, donde conocía a Laura y Alba, que me hicieron ver en el mundo de la moda una oportunidad.
  • Gustavo García, por creer tan pronto en el proyecto.
  • Veronika, por su apoyo en los primeros momentos.
  • Julia, por ser la primera diseñadora que se creyó el proyecto e hizo la primera colección.
  • A Vicente, porque con con él descubrí la belleza de las prendas y la humildad de los genios.
  • Todos los diseñadores y patronistas que vinieron después, porque son la base del proyecto, el motivo de su existencia.
  • María Muñoz, que además de animarme todo momento me presentó a Pedro, que a pesar de que en la primera reunión decía que era prácticamente imposible lo que queríamos montar, confió en nosotros y es una de las piezas claves del proyecto.
  • Alejandro Miranda, por sus buenos consejos y apoyo.
  • Lander Urquijo y Luis Huete, por sumarse los primeros al consejo asesor.
  • Baruc, por ser el primero modisto famoso que se sumó sin conocerme previamente.
  • Rocio Ortiz y María Arcas, por sus buenos consejos.
  • A Caroline, por su ayuda imprescindible.
  • Irene, por aportar el gusto por la moda que necesitaba.
  • Cientos de emprendedores que me fueron dando consejos y apoyo.
  • Almu, porque se le ocurrió el nombre de UNIK y todo su apoyo en los momentos difíciles.
  • Sergio y Ruth, por ser mi compañeros de viaje.
  • Cristina Medina, por ser las manos que necesitaba en el momento justo.
  • María Marco, nuestra primera modelo, que dotó de alma a las prendas.
  • Alexander, primer fotógrafo que tuvo la paciencia y comprensión necesaria.
  • Y a Efraín, con el que nos fuimos superando.
  • Germán, ese programador que todo proyecto necesita.
  • Sergio F., por sintonizarme con “Abundancia FM”
  • Los cientos de aportaciones para lograr el primer logo.
  • Rubén, por recordarme que “Para ser único hay que hacer las cosas diferentes al resto”.
  • Mi foro de EO, apoyo y consejero.
  • Los primeros que me dijeron que no lo entendían o pensaban que iría mal, por servirme de acicate.
  • Los primeros que me dijeron que les gustaba o veían que iría bien, por servirme de ánimo.
  • Mi familia, por su apoyo incondicional. En especial a mis padres y hermana.
  • Tere, por creer en mi en los momentos que ni yo lo hacía.
  • Mis hijos, por su sonrisa cuando vuelvo tarde a casa.
  • Dios, La Vida, El Universo, Tao o como tú llames a eso que nos trasciende.