La importancia del plan de negocio

El otro día Jesús Encinar escribió un artículo genial sobre como empezar una starp up de internet. Todos los puntos que comenta son muy buenos, pero hay una de las cosas que en base a mi experiencia no comparto. Me he tomado unos días para escribir este post porque a Jesús le admiro como emprendedor y como persona (por cierto, le he invitado a pasar por Iniciador y seguramente sea la persona que inicie el debate).  Cito lo que él escribió:

“Errores habituales

  • Empezar escribiendo un plan de negocio. El plan de negocio es importante a la hora de buscar financiación, para explicar a inversores lo que quieres hacer. Pero más importante, antes que el plan de negocio, es encontrar el equipo con que vas a montar la empresa. Sin un buen equipo no hay plan de negocio que consiga financiación. Sin un buen equipo no hay nada.”

Yo curiosamente mis dos primeras empresas las empecé sin un plan de negocio. De hecho ahora, dos años más tarde y gracias al programa 50k, estamos haciendo el de la primera. Pero ahora no recomendaría a nadie empezar sin uno, independientemente de que necesites inversores o no. Efectivamente lo primero es la idea y el equipo, pero es muy bueno que tengas claro lo que quieres hacer y que necesitas para ello y no hay nada como ponerlo por escrito. Lo que no tienes que hacer es perder mucho tiempo en ello, ni parar todo lo que tengas entre mano hasta que lo tengas, pero escríbelo, aunque sea en 5 hojas. Sobre todo tienes que tener claro cual es tu modelo de negocio. De hecho el business plan es un documento vivo, que tendrás que ir revisando poco a poco. El poner los pensamientos por escrito te ayuda a clarificarte y organizar bien tus ideas.

Para otra cosa para la que puede ayudarte el plan de negocio es para conseguir un buen equipo, si te falta alguna pata importante para tu proyecto será una buena forma de conseguirla, que alguien pueda leer lo que vas a montar y que vea que lo tienes claro. También te puede ayudar para estimar si tu negocio es viable o no, mejor que descubras cuanto antes si te vas a arruinar o no, porque a veces es mejor ni empezar las cosas.