Me voy fuera de España #graciassebas

nota: las palabras malsonantes de este post han sido sustituidas por “x” para evitar herir sensibilidades.

Hace tres años Sebastián Muriel en una mesa redonda de la Red Innova me hizo la siguiente pregunta, “¿Volverás a emprender en España?” Mi respuesta a la gallega fue: “Mientras haya gente como tú en la administración haciendo su labor, seguiré en España.”

Ayer me acordé de esa pregunta, al leer el artículo Los editores facilitan el camino a Amazon. Donde se podría encontrar la siguiente frase del xxxxxxxxx de Antonio María Ávila, director ejecutivo del gremio de editores:

Nosotros queremos facilitar a todas las empresas que se encargan de vender libros la herramienta para dar a conocer nuestra oferta.

Manda xxxxxxx, debería decir “a todas las empresas extranjeras” porque con nosotros sólo han sido trabas. Y más abajo pone;

La única exigencia de Amazon fue adecuar la base de datos a sus requisitos técnicos.

Cuando desde Bubok pedimos un pequeño cambio para que nos dejaran tramitar el ISBN online, la respuesta de la xxxxxxx encargada fue “sólo lo haré si me lo pide la ministra” y eso que fue mucho antes de que publicara mi artículo de “mi apoyo a Sinde”.

Tras leerlo quería haber hecho

un post explosivo mandando a xxxxxxx a todos diciendo que no volvería a hacer nada en España, me controlé acordándome de la respuesta que le di a Sebas. Cosas de la vida, un día después algún xxxxxxx ha cesado a Sebas Muriel, lo cual hace que me libere de mi compromiso:

  • Estoy hasta los xxxx de España, donde la gente quiere ser funcionario y los empresarios por defecto somos unos chorizos.
  • Donde emprender se confunde con autoempleo.
  • No quiero volver a emprender en un país que no valora lo que tiene y trata mejor a los de fuera que a los de casa. En Colombia la semana pasada me han tratado mejor que muchos de aquí.
  • Donde hay una administración donde priman los intereses políticos a la gente que curra.
  • En el que un medio de comunicación se permite el lujo de criticar gratuitamente y no hablar de las cosas buenas que se hacen

Que a gusto me he quedado… Podría seguir, pero sé que me tendré que tragar muchas de mis palabras que estoy enamorado de España y seguramente siga trabajando aquí, pero desde luego en la medida que pueda, lo evitaré.

De momento voy tramitar la independencia de Carabanchel Alto, a ver que consigo.

zp8497586rq