Mi primera carrera de 5km: el día D

Tras varias semanas entrenando, las cuales he ido compartiendo poco a poco en el blog, el domingo fue el gran día, participé en la carrera de 5 kilómetros que se hizo a la vez que el medio maratón. Ha sido una experiencia alucinante por muchos motivos:

  • El primero el haber podido compartir esa experiencia con mi familia, mi hijos ya quieren correr ellos la siguiente. Queda claro que el ejemplo es el mejor maestro.
  • Segundo por haber logrado un reto que para mi era impensable hace unos meses, el correr media hora seguida cuando nunca he superado los 10 minutos.
  • El vivir desde dentro, con mucha más gente, una carrera no tiene dada que ver con que te lo cuenten. El correr acompañado, ver gente mejor y peor que tú, personas que te animan y otros a los que tienes que animar, genera un sentimiento difícil de explicar pero que te hace sentir vivo.
  • Creo que me puede ayudar mucho para Samastah, de hecho me ha dado varias ideas interesantes que espero dar forma en los próximos días.
Agradecer sobre todo a mi entrenador, Rafael Izquierdo, ya que sin él no habría sido posible y a todos los que me habéis apoyado y dado ánimos durante este tiempo. Estos han sido los números:

Quedé en el puesto 648 de 1733 (el 236 de mi categoría, los veteranos, me hizo viejo saber que era la máxima) con un tiempo de 29:25. Ahora me planteo como siguiente reto la San Silvestre de este año, así que a seguir entrenando.

 

 

 

Dejando de hacer cosas

Tal día como hoy hace 6 años estaba en el notario firmando la constitución de Bubok. Por aquel entonces hacía un montón de cosas, asistía a casi todos los eventos que podía y pertenecía a todas las organizaciones del sector. Ha sido una etapa muy bonita y de mucho aprendizaje y tengo la certeza de que era lo que tocaba hacer en ese momento. Pero ahora estoy en una nueva etapa, la de dejar de hacer, por eso he dedicado este 2013 a ir saliendo de todo o casi:

  • He salido de casi todas las asociaciones donde era miembro: CEAJE, AJE Madrid, AIEI, AMETIC y de Adigital. De todas guardo un grato recuerdo, por eso me ha sido duro dejarlas, sólo sigo en EO Madrid que es la única donde combino lo profesional y lo personal.
  • También he dejado de ser administrador las empresas donde estaba, por un lado influenZia la hemos vendido, en Medios y Redes hemos salido de socios por intercambio accionarial y en Bubok dimití y la lleva ahora mi socio Sergio Mejías, también co-fundador.
  • En las empresas que era inversor o bien las hemos ido liquidando o bien tengo un rol más pasivo, aunque en alguna todavía siga echando una mano como asesor.

Todo es no es solo para dedicarme únicamente a Samastah, sino por un proceso general de simplificación de mi vida. Por ejemplo en el 2011 tenía 3 números móviles y llevaba siempre dos teléfonos, ahora sólo un número y un teléfono;  a principios de año tenía 14.423 contactos en mi libreta, a mediados de años ya 9.424 y a día de hoy 893.  Esto aplica a más ámbitos de mi vida, de hecho para el 2014 en lugar de hacer la típica lista de “cosas a hacer”, voy a hacer la “lista de cosas que dejar de hacer”, que aún me quedan. Estas son las primeras:

  1. Dejar de invertir en proyectos de terceros. Soy mejor emprendedor que inversor, así que no haré más de Business Angel y dedicaré todos mis recursos a proyectos propios.
  2. Dar charlas en sitios que no lo sienta.
  3. Buscar excusas para el deporte.
  4. Mirar el móvil cuando esté con alguien.
  5. Desatender a la familia por el trabajo.

Cuando se dejan cosas siempre pierdes alguna valiosa, pero eres más libre y ligero para lograr tus sueños.

El poder de las palabras

Llevo unos días peleado con las palabras, por eso me da pereza escribir. Percibo que las palabras son limitantes, a veces se quedan cortas para expresar las cosas profundas, otras veces son mal interpretadas y otras simplemente no entendidas.

Pero ayer me di cuenta de que las palabras al fin y al cabo son lo único que tenemos los humanos para comunicarnos, incluso a pesar de que la comunicación no verbal es la parte más importante, pero sin el sustento de las letras carece de sentido. Lo que me di cuenta es de que como cualquier otra herramienta humana, es imperfecta al igual que nosotros. Pero aún así, tienen un gran poder, por eso me he reconciliado con ellas. Las palabras pueden generar sentimientos en las otras personas, hacer reir y llorar, crear, reconciliar, motivar… y todo eso es más importante que las limitaciones que puedan tener o mis tonterias personales.

Así que publicó aquí mi compromiso firme con ellas, respetarlas y cuidarlas, pero sobre todo usarlas correctamente. Os dejo un breve video que puede ilustrar mucho mejor a lo que me refiero:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=fAh3ACGT1HA[/youtube]

Bubok y yo 5 años después

Hace justo 5 años, en otro 16 de abril a las

16:16 nacía Bubok. Me hice una foto que es la que he estado usando en medios este tiempo, lo cual me ha permitido vivir en un estado mental de eterna juventud. Pero el tiempo pasa, nos guste o no, así que he decidido hacerme una foto similar para ver el cambio:

Angel Maria 5_anos

Sin duda he cambiado, por dentro y por fuera, ya tengo algunas arrugas y canas, pero he aprendido a mirar a la vida más de frente. La mayoría de lo aprendido a nivel profesional está recopilado en “La aventura de emprender: Todo lo que aprendí fundando Bubok y mis otras empresas. Aunqu

e es un libro lleno de nombres no son ni una ínfima parte de las personas que han intervenido en esta historia, a los cuales tengo que estar agradecidos.

Bubok ha crecido mucho, siendo el líder en varios países (hemos repartido más de 500.000€ entre los autores, con más de 77.500 usuarios registrados y más de 70.000 títulos publicados de todos los géneros y temáticas), pero también me ha hecho crecer a mi en todos los aspectos de mi vida. Hoy abrimos en Francia y seguro que en los próximos años tendrá mucho que recorrer, pero mi etapa ha terminado.

Como ya comenté ahora Sergio Mejías es el nuevo responsable de Bubok, yo sigo como como consejero y para lo que me necesiten, pero no el día a día. Yo soy bueno iniciando empresas, ahora toca hacerlo crecer más allá de mis posibilidades.

Todo esto me permite enfocarme en un nuevo proyecto dedicado a temas de desarrollo personal, del cual ya puedo contar la fecha de lanzamiento, el 3-7-2013.

zp8497586rq

Todos somos UNO

Advertencia: en este post voy a hablar de religión y Dios, al que le de urticaria estos temas mejor que no siga leyendo.

Tras hablar primero de la experiencia más bella en mi pasado viaje a India y después de la más emocionante y que más me tocó el corazón, me toca acabar esta serie de tres artículos con la que más aprendí.

No he contado todavía que fue un viaje para conocer distintas culturas. Concretamente tres religiones, tres formas de entender la vida, la espiritualidad y el saber… Sikhismo, Budismo e Hinduismo. Empezamos la ruta en Amritsar visitando el Golden Temple, el templo más importante para los Sikhs de todo el mundo. Después Dharamsala, la capital del Tíbet en el exilio, residencia oficial del XIV Dalai Lama. Monjes tibetanos por las calles, ceremonias en los templos budistas, un lugar en los himalayas donde respirar la paz del budismo tibetano. Luego Rishikesh y Haridward, ciudades sagradas para el hinduismo y cuna del yoga en India, a las orillas del río Ganges.

Acabamos el viaje en Delhi y aunque no había nada programado allí, surgió la oportunidad de

> visitar la mayor mezquita de la India, así que de regalo compartimos el viaje con una religión más. El guía

indio nos explicó lo siguiente:

Los hindús y los musulmames hacemos las cosas al reves, para entrar en el templo unos nos lavamos los brazos por el interior y otros por el exterior, unos oramos con las manos abiertas y otros separadas…

Y justo en ese momento cobró sentido todo el viaje, donde él veía la diferencia yo vi la igualdad: lo importante es que ambos se lavaban las manos antes de entrar al templo (los cristianos nos santiguamos en las pilas de entrada aunque se vaya perdiendo); ambos usan las manos para orar y como esas muchas más similitudes en lo fundamental, viendo más allá de la superficie. El haber vivido de cerca todas estas religiones me ha hecho darme cuenta de que no son más que una herramienta para recordar que somos uno con la divinidad, una adaptación a la realidad cultural de cada zona, solamente eso. Al igual que usamos distintos idiomas, pero el significado de las palabras es el mismo, las religiones son palabras en cada idioma para expresa la realidad profunda que

nos supera y que no podemos atrapar con palabras.

Tras la mezquita fuimos a visitar la tumba de Ganghi, así que me parece perfecto acabar este artículo con la frase con la que empieza la película “One, Todos somos Uno“:

Aquel que no vea a Dios en la siguiente persona con quien se cruce, que no lo busque más.

Aquí está dicha película donde explica mucho mejor que yo todo esto, para el que la quiera ver, son 80 minutos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=2tWWrtxlIR8[/youtube]

zp8497586rq

Cocinando felicidad

Hay gente a los que la vida les da limones y se pasan el día amargados, otros con esos mismos limones aprenden a hacer limonada.

Una de esas personas es Babli, con la que tuve la suerte de tener la experiencia más fuerte de mi pasado viaje a India. La encontré un día paseando por Rishikesh. Estaba al final de Laxman Jhula y ya me iba a dar la vuelta porque apenas quedaban casas, pero me dio por continuar. Prácticamente en la última casa había un cartel en el suelo que ponía “Indian cooking classes”. Limpiando la entrada estaba una mujer joven, aunque de edad indeterminada a la que le pregunté en qué

consistían las clases. Si hubiera sido europea me habría dado un folleto o dicho la información básica, el precio y los horarios y ya está, pero ella me invitó a sentarme en una mesa y preguntarme que qué es lo que quería aprender, a traerme fotos de sus clientes, todos sonrientes, porque decía que eso es lo que ella buscaba, clientes felices. El caso es que acordé ir a la clase del día siguiente y se lo comenté a un par de compañeros del viaje.

ngelmaria.com/wp-content/uploads/20130329_173600-225×300.jpg” width=”225″ height=”300″ /> Laxman Jhula, Rishikesh

Describir con palabras aquella clase me es imposible, porque realmente fue una lección, pero de vida, creo que con la foto de la cocina queda

claro como era el resto de la casa (un cuarto de entrada, otro para dormir y comer, y la letrina/baño). En un país con sistema de castas, donde en cualquiera de ellas el eslabón más bajo es la mujer, sin apenas recursos, mi amiga Babli nos abrió las puertas de su casa, la cocina y su corazón. Enseñando recetas sencillas con alimentos básicos, lo que ella y su familia (marido y dos hijos) comían habitualmente, siempre con una sonrisa luminosa en su cara.

Al próximo que me vuelva a decir que no tiene ideas para emprender, que no le dan ayudas, que es todo muy complicado… le enviaré a leer este post.

Tengo la suerte de haber comido en varios de los mejores restaurantes del mundo, El Bulli incluido, y os puedo asegurar que ningún chief sabe cocinar la felicidad como ella. Jamás le darán una estrella michelín, ni creo que sepa lo que son, pero ha sido sin duda la mejor experiencia culinaria de mi vida. Porqué lo hacía con verdadero AMOR.

zp8497586rq

Holi: la fiesta del color

En esta Semana Santa he tenido la oportunidad de hacer un viaje muy especial a la India. Donde tuve la oportunidad de vivir varios momentos especiales, el primero de ellos, que quiero compartir en este blog, es la suerte que tuvimos de llegar cuando se celebra Holi, la fiesta del color de la India. En el cual la gente se pasa el día lanzandose entre ellos polvos tintados y agua coloreados. Total, que más vale que no lleves ropa nueva ese día, porque se te puede quedar una cara como esta:

holi-face

Era una explosión de alegría por las calles, donde ves como gente sin apenas recursos pueden vivir y disfrutar del momento presente. Volviendo a ser niños.

Sin duda en India la magía se puede palpar, si quieres claro, para otros puede ser un sitio turístico como cualquier otro.

Algunos se han asustado cuando he puesto esta foto en mi perfil de facebook y twitter, otros sin embargo se han fijado en la cara de paz y felicidad…

zp8497586rq