fbpx
Todos queremos encontrar lo que nos hace felices y frecuentemente pensamos que es difícil obtenerlo, algo que aumenta el estrés. Definir tu propósito es lo que hace te libres de esa preocupación, pero también hay ciertos estimulantes y acciones motivadoras.

Teletrabajo, la oficina en casa

El confinamiento obligado debido a la pandemia ha hecho que muchas personas hayan tenido que adaptarse al teletrabajo.

Quizás eso sirva para que se empiece a tener en mayor consideración y se destierre el «presentismo», que tanto mal ocasiona a veces.

El primer beneficio de teletrabajar es evitarte dos horas de desplazamiento hasta tu puesto de trabajo. Cuando calculas el tiempo que pasas en tu vehículo, en estresantes atascos, o en el transporte público, te das cuenta de las horas que pierdes y que, muchas ocasiones, generan un gran estrés.

No siempre se puede elegir una vivienda ubicada próxima al lugar de trabajo. Aunque, si tienes que buscar un sitio donde residir, es recomendable que tengas en cuenta esta variable.

Disfruta del descanso

Que tengas mucho trabajo no tiene que impedir que te tomes un descanso. Pero además, que lo disfrutes. Siempre que sea posible, intenta buscar un lugar al aire libre. Un estudio de la Universidad de Sussex señala que estar en un ambiente natural te hace más feliz.

Tomar el aire y recibir los rayos del sol, impulsa el buen humor y mejora la memoria.

No permitas que tus obligaciones laborales te anclen a la silla o te encierren en tu oficina. Tómate un respiro y ¡respira!

Sonríe

Reír es una terapia muy recomendable, también cuando lo haces en el trabajo. Los estudios realizados señalan que sonreír tiene un efecto de alivio y felicidad inmediatos, y más si se respalda esa sonrisa con pensamientos positivos.

También se han hecho estudios que demuestran que sonreír puede ayudar a mejorar la atención, facilita el desarrollo de tareas, alivia dolores y puede ser tan reparador como dormi.

Sé agradecido/a

Ya he hablado en alguna ocasión de los beneficios del agradecimiento. Agradecer las cosas positivas de la vida tiene un efecto de bienestar. Puedes anotar en un papel las cosas que agradeces y recordarlas cada día.

Y no solo lo digo yo. También hay estudios que demuestran que tomar conciencia de las cosa positivas, reporta beneficios emocionales e interpersonales, lo que disminuye el estrés y la depresión.

Evita reacciones negativas ¡y duerme!

A veces, restamos horas de sueño para poder abarcar todo lo que tenemos por hacer. Pero es necesario dormir, porque la falta da sueño también afecta a nuestra felicidad.

Mientras se duerme, el cerebro puede procesar mejor los pensamientos positivos. Por el contrario, si se duerme menos de lo necesario, el cerebro tiene sentimientos más negativos.

Dediqué un directo a hablar sobre este tema, así que te invito a que lo veas y que te suscribas a mi canal de YouTube para estar al tanto de nuevas publicaciones.

Ángel María
Ángel María

Emprendedor orientado a Propósito, fundador de proyectos como Medios y Redes, Influenzia, Bubok, Iniciador o Leemur. Calificado por Forbes como una de las 100 personas más creativas del mundo de los negocios. Ayudo a personas y organizaciones a identificar su Propósito Transformador.

Descubre tu Propósito de Transformación Masiva y libera el potencial de tu empresa / proyecto / vida

Según Forbes, soy una de las 100 personas más creativas del mundo, según mi madre: un culo inquieto.

Abrir chat