fbpx

«En algún momento del camino cambiaste, dejaste de ser tú, permitiste que te señalaran y que te dijeran que no sirves».

¿Has escuchado alguna vez esa frase o alguna similar?

Esto es un breve fragmento de la película Rocky VI, cuando habla con su hijo y le da una importante lección de vida. No sé si habrás visto la película o si te habrá llegado esta escena por algún otro medio. A mí me lo compartió una de mis mentorizadas, diciéndome cuánto le habría gustado que su padre le hablara de esta misma forma en un momento determinado de su vida.

Qué importantes son las palabras…

Qué importantes son algunas palabras que nos dicen ciertas personas, ante ciertas circunstancias, ¿verdad? O palabras que se omiten y que habrían tenido mucho más valor si se hubieran dicho en el momento adecuado. 

El mensaje que transmite Rocky a su hijo es profundo y verdadero. Porque si te das cuenta, muchas veces echamos la culpa a los demás de lo que nos ocurre. Nos amparamos en esa excusa para no afrontar nuestra responsabilidad y no reconocer que en nuestras manos tenemos la opción de cambiar, de transformarnos en aquello que realmente queremos ser. 

Sin embargo, eso a veces asusta. Porque tienes que enfrentarte al mundo, a tus creencias, a tus familiares, incluso a ti mismo, cuando tienes que salir de una zona de confort.

Me gustaría que escucharas este fragmento con detenimiento y que pensaras si, como el hijo de Rocky, consideras que has dejado de seguir aquello que crees que mereces, si necesitas que alguien te recuerde lo que vales, que eres capaz de todo, que te empuje a creer en ti. 

Porque si lo piensas, es el momento de que definas tu propósito pues, además de conocerte en profundidad, también encontrarás la Estrella Polar que marca el camino que debes seguir. Y nada ni nadie te impedirá que llegues adonde quieres.

Abrir chat