fbpx

Ángel María

Deja de buscar tiendas online o físicas donde vendan vidas, porque no existen. Aprende a valorar y disfrutar de la que tienes, pues solo tú tienes el ticket regalo.

Quizás, alguna vez, has deseado que existiera una tienda de vidas, para comprar una nueva, vender la tuya o cambiarla por otra mejor. 

Pero la cuestión es que la vida es un regalo, y no te dan ticket de devolución.

Aunque, a diferencia de ese jersey de marca espantoso que te regalaron en tu cumpleaños, que tampoco puedes devolver y dejas que un día, accidentalmente, se manche o se y lo tires, con tu vida puedes hacer muchas cosas para que acabe gustándote. 

Para que la saques del armario y sea algo más que un adorno

Para que la uses y la disfrutes.

Porque no se trata de conservarla, porque tiene un valor sentimental para ti (igual que el jersey), y la tengas de adorno, utilizándola únicamente en ocasiones especiales. 

Se trata de entender que es la única que tienes, y que si no te gusta o no te queda bien, no vas a encontrar esa tienda donde te la cambien por una talla más.

Tú eres quien puede cambiar tu vida, porque tienes el ticket regalo.

Tú eres esa tienda. Tú decides si te viene pequeña y cómo ajustar la sisa, el dobladillo o las costuras para que encaje a la perfección. 

Tu vida (al igual que el jersey) está creada de pequeños hilos. Esas puntadas que son todos los momentos que tienes a tu disposición cada día. 

Y sí, alguno puede molestar y hacer una pequeña herida en alguna ocasión, no nos vamos a engañar. 

Pero lo importante es entender que la vida son todos esos pequeños momentos, que tenemos que disfrutar, de los que sacamos importantes aprendizajes y recuerdos, fotograma a fotograma, hasta crear toda la película, la historia completa, de la que nosotros somos protagonistas.

Tenemos que dejar de esperar a que llegue «el gran momento», pues eso se convierte en un hábito tedioso e improductivo.

Nos esperamos a ser felices y vivir una vida plena cuando:

– termine la carrera y encuentre trabajo.

– cuando ahorre dinero para comprarme una casa.

– cuando me case y tenga hijos.

– cuando los hijos crezcan y se vayan de casa.

– cuando me toque la lotería y pueda dejar este empleo.

– cuando me jubile y deje de trabajar.

– cuando pueda disfrutar de mis nietos.

– cuando… ¡uy, vaya, si ahora ya soy demasiado mayor!

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo/a, cuando algo de esto ocurra? 

Y si no te has sentido a gusto con tu vida, ¿has pensado alguna vez que la culpa es de un ente externo, que no puedes hacer nada por evitar? La sociedad, la crisis económica, mis padres, mi expareja…

No se admiten devoluciones, pero sí cambios

Y los cambios se admiten sin necesidad de ticket.

Así que deja de buscarlo y toma las riendas

Decide qué quieres hacer con tu vida, si guardarla en un armario y solo usarla en ocasiones especiales, o aprovecharla y disfrutarla cada día

Tú decides. Pero cuando lo hagas, ¡toma acción!

Ángel María
Ángel María

Emprendedor orientado a Propósito, fundador de proyectos como Medios y Redes, Influenzia, Bubok, Iniciador o Leemur. Calificado por Forbes como una de las 100 personas más creativas del mundo de los negocios. Ayudo a personas y organizaciones a identificar su Propósito Transformador.

Abrir chat